El rap a veces, sorprende

"Fear not of men, because men must die" (Mos Def)
"A veces pierdo la memoria y gano un sexto sentido, me olvido de lo que vivo pero no de lo que escribo" (SFDK)
"¿Merece la pena hacer lo que se supone que debes más veces de lo que realmente quieres?" (Chojin)
"El amor es eso nena, envejecer sin darse cuenta, seguir viendo con 22 añitos a quién tiene ya los 40" (Xhelazz)

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Un Rolex nunca miente

- Perdón, creo que le he pisado…

- No hay problema…pero … ¿Tú no eres Paco?

- Si, así me llaman. Y tú, ¿quién eres?

- ¿No te acuerdas de mí? Del instituto, cuando estábamos en 3º. Soy José Mari, el “yoyos”.

- ¡¿José Mari?! Ah… el “yoyos”. Si, claro que me acuerdo de ti. Lo siento por no reconocerte de primeras, pero tío, es que has cambiado tanto.

- ¿De veras? Yo a ti te veo igual. No has cambiado nada… Pero dime, cuéntame como te va.

- ¿A mí? Pues no muy bien, tío. Ya sabes, estoy de ETT en ETT, con trabajos basura y contratos de mierda de sólo dos días. Toda esa porquería…
Aunque por lo que veo a ti no te va tan mal con tu traje de marca, ese reloj de oro que te asoma y …¿una corbata de seda? Cuéntame un poco de tu vida, que así podré olvidar mis miserias.

- No hay mucho que contar. Después del instituto me encerré en los estudios; ni salía, ni viajaba, nada. Me centré tanto que acaparé becas, premios por mis investigaciones…mil cosas. Cuando me saqué el doctorado decidí que ya era hora de cambiar de vida. Entré en la empresa privada. Vendí pisos por todos los lados, engañe a familias enteras con pisos de muy bajo coste y ahorré. Ahorré de forma enfermiza, me convertí en un avaro. Apenas gastaba.

- Pero no parece que ahora te preocupes mucho por el dinero ¿no? El Rolex lo dice todo.- Le interrumpió Paco.

- Si, es cierto. Estuve ahorrando varios años y entonces me avisaron de lo que ocurría en Andalucía…y en toda España. Ya conoces la historia en Marbella, Cádiz… en toda esa zona había tajada y yo quise formar parte.

- ¿Conociste a Gil?

- Si, y a Julián Muñoz. Gané sacos de dinero, de forma literal. En mi casa de Marbella debajo de la cama tenía sacos de heno rellenos de Euros.

- ¿Y a ti no te juzgan por nada?

- No, fui más listo que el resto, y me largué en el mejor momento. Lo cierto es que me libré por los pelos.

- ¡La leche, que historia! Entonces ahora te dedicas a vivir de rentas. ¿No es eso?

- Así es- dijo orgulloso José Mari.

- Bueno pues, que te siga yendo todo tan bien como hasta ahora. Adiós. Ya me llamarás “yoyos”.

- Hasta luego Paco. Seguro que nos vemos más veces.

Se dieron la mano y se separaron.

Paco, un poco más tarde, entró en su trabajo en el Eroski; mientras que José Mari se refugiaba en su callejón, abría las cajas que ahora eran su cama y antes de dormir, le dio un repaso de pintura color oro a su flamante reloj.
La pintura se estaba desvaneciendo.
.

No hay comentarios:

Etiquetas